a_24Tigres

En la Naturaleza: En la naturaleza, los tigres permanecen solitarios la mayor parte del año. Los machos y las hembras viven juntos únicamente durante la época de apareamiento. El territorio de un tigre se puede extender de 20 a 180 km2. Los tigres son cazadores—su morfología está diseñada para el movimiento (correr, trotar, saltar, trepar, etc.), y también para nadar. Viven donde tengan acceso al agua y llegan a nadar distancias considerables.

En el Circo: En los circos, sin embargo, se tienen varios tigres e incluso se guardan juntos y con ejemplares de otras especies de felinos. En los circos no sólo no pueden hacer suficiente ejercicio, sino que no tienen acceso a agua. Su jaula está usualmente vacía de enriquecimiento ambiental. Sólo unos pocos circos instalan un cercado exterior de vez en cuando. A falta de intimidad, las tigresas eventualmente matan sus propios cachorros, puesto que no pueden protegerlos de ataques de intrusos. , la presencia (visual, auditiva u olfativa) cercana de otros tigres o su actuación junto a ellos, les causa estrés y frustración. Se han observado tigres que mostraron andar estereotipado el 54,3 del tiempo anterior a una actuación.

“Por causa de sus características biológicas y comportamiento social altamente específico, es muy difícil para los circos mantener a los tigres en las condiciones requeridas para sus necesidades individuales. Debe ser tenido en cuenta que problemas de estereotipo y de comportamiento ocurren con todos los grandes felinos si no pueden satisfacer esas necesidades. Además, tensión psicológica, irritación y sobreexcitación (causada por los visitantes, por ejemplo, o por otros animales) causan graves desórdenes del comportamiento. Como los tigres necesitan ocupar exclusivamente un recinto interior/exterior de tamaño apropiado (que incluya árboles para trepar y afilar las garras, y una masa de agua), parece casi imposible reconciliar esas necesidades con las constantes giras tan características de los circos. Dado que los tigres también están listados en el Apéndice I de CITES, su cautiverio en los circos es inaceptable!”

SCHWAMMER, Dr. Harald, PECHLANER, Dr. Helmut, GSANDTER Hermann, Dr. BUCHLKRAMMERSTATTER, Guidelines for keeping of wild animals in circuses , Vienna 1996.